Alzheimer en la Primera Infancia (X)

Hoy estoy contenta. He ido con mis padres a la Asociación Alzheimer para hablar con una trabajadora social que está allí trabajando. He estado todo el rato callada porque me daba un poco de verguenza hablar delante de personas mayores que no conozco, pero me he enterado de todo lo que hablaban.

La trabajadora social le ha dicho a mis padres que mi madre es la cuidadora principal porque, desde el principio, es la que ha cogido la responsabilidad en la atención y los cuidados de mi abuela.

La trabajadora social también ha dicho que mamá tiene que cuidarse porque el Alzheimer desgasta física y mentalmente a las personas que ayudan a los enfermos.

En España los cuidadores principales la gran mayoría son mujeres de cuarenta año hacía arriba que además lleva la casa que tiene, algún trabajo fuera de casa, etc…

Por último nos ha recomendado que toda la familia deberíamos formarnos para ayudar mejor y que debemos compartir todas las tareas de la casa para que no las todas la misma persona.

Advertisements

Alzheimer en la Primera Infancia (VIII)

Hoy le he preguntado a mis padres si se le van a desconectar todas las neuronas muy pronto a mi abuela y me han dicho que no, que irán deteriorándose poquito a poco a lo largo de varios años.

¿Ycomo nos damos cuenta ? Pregunté

Pues estando con ella y prestandole mucha atención a lo que dice o lo que hace – Respondió mi padre – Pero hay que tener en cuenta que notodoslos enfermos evolucionan igual

Ha dicho el médico quela forma de ser de la abuela y el comportamiento de la familia con ella tienen mucho que ver con el desarrollo del Alzheimer – intervino mi madre

Entonces ¿qué hacemos? volví a preguntar

Devemos aprender a actuar para ayudar a la abuela en la evolución, ya que irá necesitando que hagamos cosas que ella ya no podrá hacer sola- dijo mi madre- Pero tú no te preocupes que entre toda la familia la cuidaremos y la mimaremos

Devemos informarnos bien para aprender a ayudarla y comprender que hará cosas extrañas por la enfermedad, aunque parezca quelas hace queriendo- concluyó mi madre.

No he comprendido bien algunas cosas de las que me han dicho, pero sí que hay que aprender a ayudarla con paciencia y mucho cariño